Stoprox: Replanteo de Barreras

El replanteo en los sistemas de protección mediante elementos flexibles, ya sean barreras dinámicas o barreras contra huaicos, es un paso fundamental para la correcta ejecución y funcionamiento del sistema. El replanteo se lleva a cabo mediante la realización de una inspección de la zona por especialistas con el fin determinar la ubicación idónea según las siguientes características:

  • Barreras dinámicas: Se trata de buscar una zona donde se intercepten el mayor número de bloques, con menor energía y altura, y que se situé antes de la zona a proteger con un margen superior a la máxima deformación de la barrera.
  • Barreras contra Huaicos (debris flow): Se trata de buscar una zona de la quebrada donde se pueda ubicar, una cerrada estrecha, con unos flancos resistentes para el anclaje de la barrera y que aguas arriba la pendiente sea la menor posible para, de esta manera, retener el mayor volumen de material posible.

En el caso particular de las barreras contra huaicos (debris flow), el replanteo es complejo debido a la irregularidad de los flancos, por lo que es altamente recomendable que los puntos de los anclajes laterales se realicen mediante medición topográfica para conseguir que los cables superiores, inferiores e intermedios de las barreras sean horizontales y la barrera trabaje correctamente.

A pesar de que cada barrera será diferente ya que se ha de adaptar a la morfología de la quebrada, como norma general las barreras en quebradas estrechas con un ancho menor a 10-15 m, no necesitan postes intermedios, mientras que las de mayor ancho necesitarán postes intermedios los cuales a su vez necesitan vientos hacia aguas arriba y una cimentación con anclajes.

Para realizar el correcto replanteo de tipo de barreras es fundamental la experiencia del instalador y seguir el manual del proveedor, ya que los anclajes deben de tener unos ángulos de inclinación determinados para su correcto trabajo a tracción.

Adicionalmente, previo al replanteo, se ha de tener el estudio que determine el volumen a retener según eventos anteriores y/o tipología de la cuenca, así como la topografía del terreno para determinar el número de barreras necesarias para captar ese volumen y su situación.

En última instancia, el objetivo del replanteo es la correcta ubicación de las barreras para que cumplan su óptimamente su función y, adicionalmente, en el caso instalar un sistema de barreras multinivel, poder cambiar la morfología de la quebrada a largo plazo, disminuyendo la pendiente media y, en consecuencia, la velocidad de los flujos y la  erosión de la quebrada, logrando su estabilización (a menor velocidad de las aguas, menor erosión del pie de los laterales de la quebrada y, por tanto, menores deslizamientos y flujos).

Replanteo topográfico

Grupo Desnivel – Donde Nadie Accede 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *