Sistemas de protección contra Huaicos

Las barreras anti-huaicos o  debris flow son soluciones no estructurales basados en sistemas flexibles específicamente diseñadas para la detención de masas rocosas que avanzan aguas abajo, como en el caso de los huaicos, y que se instalan con el objetivo de proteger infraestructuras y vidas humanas de la energía acumulada en estos flujos. Estas barreras son capaces de absorber cargas dinámicas y estáticas, lo que le permite mantener su efecto protector incluso cuando la barrera está llena de detritos.

Este tipo de medidas están constituidas por un entramado de redes y/o mallas de acero de alta resistencia, ancladas al fondo y a los taludes de ambos lados de la quebrada (sección transversal del torrente), cuya función es dejar pasar materiales líquidos (principalmente agua) y retener el paso de materiales sólidos como derrubios de rocas y/o lodos opcionalmente, cuando se acompaña con membrana para control del material fino.

Las barreras anti-huaicos o debris flow están constituidas por los siguientes elementos:

– Estructura de captación: tiene como función soportar el impacto directo de la masa, deformándose elástica o plásticamente y transmitiendo las fuerzas a los elementos de conexión, soportes y cimientos. La estructura de captación está a su vez conformada por los siguientes elementos:

  • Red de captación: estructura de soporte de carga que actúa como una superficie. Las posibles familias de redes de captación son las redes de anillos y las mallas de alta resistencia.
  • Otras capas (opcionales): hace referencia a una capa más fina que la red de captación principal Suele ser una capa malla más fina que la red principal formada por cables o alambres de acero y conectada a la principal en lado del impacto.

– Estructura soporte: tiene como función mantener la estructura de intercepción. Está compuesta por postes y estructuras base, conectadas directamente a la estructura de intercepción o mediante elementos de conexión.

– Elementos de conexión: cumplen el objetivo de transmitir los esfuerzos a los cimientos. Están conformados formados por cables conectores y elementos disipadores de energía. Los elementos de conexión se componen de:

  • Cables superiores, intermedios e inferiores (resistencia longitudinal): elementos de resistencia que transmiten las fuerzas a los postes.
  • Cables de retención: transmiten fuerzas a los anclajes.
  • Cables laterales: cables que aseguran la posición de los postes del final.

– Disipadores de energía: dispositivos instalados en los cables, cuya función es absorber la energía de impacto.

– Anclajes y cimentaciones: cumplen la función de transmitir las fuerzas de los cables y los postes al suelo.

– Placas antiabrasión: componente de protección de cables contra la abrasión.

– Placa base: elemento rígido que conecta los postes a su cimentación a través de un pasador que permite la movilidad del poste en la dirección del impacto.

Barrera anti huaico

Grupo Desnivel – Donde Nadie Accede 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *