¿Qué es la conducta PAS y cómo podemos aplicarla en nuestra actividad?

¿Qué es la conducta PAS y cómo podemos aplicarla en nuestra actividad? 

Las siglas PAS (Proteger, Avisar y Socorrer) son conocidas en el entorno de los servicios de emergencia como un protocolo de actuación en caso de un accidente: Tres acciones básicas y principales, que todo el mundo puede realizar hasta que los profesionales lleguen al lugar del accidente.

PROTEGER el lugar del accidente: Hacer segura la zona del accidente para evitar que se agrave o que se produzca otro accidente.

AVISAR a los servicios de emergencia: Rápidamente hay que pedir ayuda a los servicios de emergencia llamando al “112”. Debemos ser claros en nuestras indicaciones: Tipo de accidente, lugar donde se ha producido, personas involucradas y estado aparente, así como el estado de otros afectados en el accidente, síntomas de los accidentados, si están atrapados y tipo de material del mismo, si hay productos contaminantes.

SOCORRER a las víctimas: Una vez que la zona esté asegurada y los servicios de emergencia estén de camino, es urgente ayudar a los accidentados, que en el caso de estén suspendidos de cuerdas, supondrán la realización de maniobras de rescate.

Una actuación correcta en los primeros instantes tras un accidente puede SALVAR vidas.  Para ello es fundamental estar informado y FORMADO adecuadamente.

Por todo ello, es tan importante que los trabajadores verticales tengan formación en primeros auxilios, así como en técnicas de rescate de personal suspendido de cuerdas, ya que una actuación segura y rápida será primordial para el estado de salud del accidentado.

El deber de socorro es una obligación moral, además de una exigencia que se recoge tanto en el Código Penal, como en el Reglamento General de Circulación. Haz sólo aquello de lo que estés seguro. Si no sabes primeros auxilios, a veces, una palabra de aliento o estar junto a ellos es suficiente mientras llegan los profesionales.

· No se debe mover a la víctima, salvo para sacarlo de la zona de riesgo, o el rescate de las cuerdas.

· No se debe dar de beber agua al lesionado. Cuando padece heridas de cabeza, cuello, tórax y abdomen está contraindicado porque el líquido puede seguir vías no naturales y/o provocar aspiraciones si el lesionado realiza un vómito en estado de inconsciencia

Grupo Desnivel – Donde Nadie Accede

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *